Bizcocho de chocolate

Cómo hacer bizcocho de chocolate

Bizcocho de chocolate y nueces

Es medio bizcocho, medio brownie, con un sabor intenso a chocolate, esponjoso y con crujientes nueces en su interior. El café espresso realza el rico sabor a chocolate de este bizcocho, y la combinación de chocolate, nueces, licor de café y miel produce una maravillosa sensación de sabor.

Sírvelo solo, espolvoreado con azúcar glas o rociado con un glaseado de chocolate y licor de café, del que también te dejo la receta. Si prefieres un bizcocho sin nueces, simplemente omite las nueces; este bizcocho está delicioso de cualquier manera.

Bizcocho de chocolate y nueces

Tiempo de preparación: 1 hora

Tiempo de cocción: 75 minutos

Tiempo total: 2 horas 15 minutos

Raciones: 12 a 14

Ingredientes

  • 2 cucharadas de café espresso instantáneo (espresso en polvo)
  • 2 cucharadas de agua hirviendo
  • 70 g de cacao en polvo sin azúcar
  • 60 ml de licor de café (opcional)
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 280 g de harina para todo uso
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • ½ cucharadita de sal
  • 150 g de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 265 g de azúcar
  • 2 huevos grandes
  • 180 ml de leche (preferiblemente leche entera)
  • 2 tazas de nueces picadas

Para el glaseado:

  • 3 onzas de chocolate, picado en trozos pequeños
  • 1 cucharada de mantequilla sin sal
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharadita de extracto puro de vainilla
  • 1 cucharada de licor de café
  • 125 g de azúcar glas
  • 2 a 4 cucharaditas de agua caliente
  • Chocolate rallado, para decorar

Preparación

Precalentamos el horno a 160 grados, engrasamos con mantequilla o aceite un molde tipo Bundt, y después lo espolvoreamos con harina, eliminando el exceso.

En un recipiente pequeño, mezclamos el café espresso instantáneo y el agua hirviendo, removiéndolo para que se disuelva por completo. Dejamos que enfríe un poco.

Agregamos el cacao en polvo, el licor de café, la miel y el extracto de vainilla; lo removemos hasta que esté bien mezclado y suave, y lo reservamos.

En un bol mediano, tamizamos la harina, el bicarbonato de sodio y la sal. Lo reservamos.

Con una batidora eléctrica o de varillas, batimos la mantequilla sola a velocidad media alrededor de 1 minuto, hasta que esté suave y de color claro.

Con la batidora aún a velocidad media, agregamos lentamente el azúcar a la mantequilla, ya sea cucharada a cucharada, o en un hilo lento y constante. Continuamos batiéndolo de 4 a 8 minutos para agregar todo el azúcar, y la mezcla sea de color amarillo pálido o claro, con una textura esponjosa.

Mientras agregamos el azúcar, paramos de vez en cuando para raspar la mezcla de la paleta y los restos de los lados y el fondo del bol con una espátula de silicona, para que la mezcla se mezcle uniformemente.

Incorporamos los huevos uno por uno, primero los rompemos en un plato y los batimos ligeramente con un tenedor para romperlo antes de agregarlo a la mezcla.

Comenzamos con la batidora a baja velocidad para que el líquido del huevo no salpique, una vez que el huevo esté parcialmente mezclado aumentamos la velocidad a media.

Cada huevo debe estar completamente incorporado a la mezcla antes de agregar el siguiente huevo, tomando aproximadamente un minuto para mezclarlo entre cada adición.

Con la batidora a baja velocidad, añadimos la mezcla de chocolate, y lo mezclamos aproximadamente 1 minuto hasta que esté homogénea.

Con la batidora a baja velocidad, añadimos aproximadamente un tercio de la mezcla de harina, batiéndolo hasta que la harina esté casi completamente integrada. Raspamos los restos de los lados para abajo y agregamos aproximadamente la mitad de la leche, batiéndolo hasta que se mezcle.

Continuamos alternando la mezcla de harina y leche, terminando con la última porción de la harina, y revolviéndolo hasta que se mezcle.

Retiramos el recipiente de la batidora y, con una espátula, incorporamos las nueces en la masa con movimientos envolventes.

Añadimos la masa en el molde preparado y alisamos la parte superior con la parte posterior de una cuchara grande. Horneamos de 65 a 75 minutos, o hasta que un palillo de dientes largo, un pincho de madera o un probador de pasteles insertado en el centro salga limpio.

Colocamos el molde sobre una rejilla de enfriamiento de metal para que se enfríe de 10 a 15 minutos, luego desmoldamos el bizcocho y lo volvemos a colocar sobre la rejilla de enfriamiento para que termine de enfriar.

Mientras enfría, preparamos el glaseado.

Derretimos el chocolate en un baño María, agregamos la mantequilla y lo removemos con una espátula de goma o una cuchara de madera hasta que la mantequilla se derrita y la mezcla esté suave.

Incorporamos la miel, la vainilla y el licor de café, y lo mezclamos.
Agregamos el azúcar glas y volvemos a mezclarlo hasta que esté completamente mezclado y suave.

Vertemos 2 cucharaditas de agua caliente y lo removemos, comprobando la consistencia para ver si es necesario añadir o no más agua. El glaseado debe ser suave, pero lo suficientemente fino como para que se deslice por los lados del bizcocho.

Vertemos el glaseado sobre el bizcocho, dejando que gotee por los lados. Lo decoramos con chocolate rallado si queremos, y esperamos a que el glaseado se solidifique antes de servirlo.

Porciones: 12
Tiempo de preparación: 60 minutos
Tiempo de cocinado: 75 minutos
En total, está listo en: 135 minutos